En Comisión Séptima de Cámara de Representantes se adelantó el debate de Control Político sobre la situación de los niños con cáncer en Colombia. 

La Congresista Guillermina Bravo Montaño, Representante del Valle del Cauca expresó que en este departamento, la sala atención de cáncer infantil del Hospital Universitario que atiende el régimen subsidiado estuvo cerrada un año por falta de un profesional hemato-oncólogo pediatra, y sólo hace pocos días se contrató este profesional. Esto trajo como consecuencia que muchos fueron remitidos a otras instituciones y no pudieron recibir la atención esperada, a unos niños se les deterioró su salud y otros fallecieron.

Le preocupa además la situación de la educación de estos niños cuando son hospitalizados. Planteó que por cerrarse esta sala de atención en el Valle del Cauca muchos niños no tuvieron la oportunidad de adelantar estudios. Estas aulas deben estar adscritas a una institución educativa que más adelante los pueda certificar pero estos niños no contaron con esta oportunidad. 

Bravo Montaño solicitó al Ministero de Educación para que en las escuelas oficiales se dé esa educación con laxitud para estos niños enfermos de cáncer. "Es necesario prestarles toda la atención que los niños requieren para que no se atrasen tanto en sus estudios".

Finalmente, cuestionó el hecho que Medimás no esté atendiendo a muchos niños enfermos de cáncer y a pesar que se han hecho gestiones administrativas como tutelas o derechos de petición, no han recibido la atención que requieren. "No es justo que sufran y que no se les pueda dar el paliativo para el mejoramiento de su calidad de vida".