¿Ya te encuentras registrado?

También puedes ingresar con otra identificación

Elige de las opciones de abajo, con cual deseas ingresar a CongresoVisible.org. Actualmente soportamos Google Accounts, Facebook y Twitter!

O regístrate en CongresoVisible.org

También puedes registrarte en CongresoVisible.org y obtener tu cuenta.

Registrarme
Compartir
Ago201021

La restitución de tierras en Colombia

 

 

Posición del Representante Frente a la restitución de tierras en Colombia

Debate de Control Político

La  verdadera revolución de tierras no solo es devolver el derecho histórico de la propiedad que fue arrebatada algún día, si no desarrollar programas que garanticen el desarrollo productivo del país.

La restitución de tierras a las comunidades tiene más un peso simbólico y político que realmente el interés del Gobierno Nacional de diseñar una política pública en ese sentido, es más la necesidad de ganar legitimidad frente a aquellos grupos campesinos y de minorías étnicas.

Dicha posición ha impedido valorar en su justa dimensión el problema, los grados de compromiso del Gobierno del reparto agrario de la asignación de tierras se convirtieron en favores políticos de las casas de poder de las regiones.  Desconociendo totalmente la necesidad de establecer unos mecanismos serios de reparto y restitución de tierras. Desde el orden político y jurídico.

En este sentido cabe reconocer que los derechos a la propiedad y a la posesión de la tierra según el máximo Tribunal Constitucional se traduce en la violación de derechos al mínimo vital y al trabajo,  ha señalado la  Corte en la Sentencia T-821 de 2007 M.P Catalina Botero que “el derecho a la restitución de Tierras es uno de los derechos que surgen del derecho a la reparación integral. En este sentido es necesario recordar que el articulo 17 del protocolo adicional de los Convenios de Ginebra de 1949 y los Principios Rectores de los Desplazamientos Internos, consagrados en el informe del Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas para el tema de desplazamientos internos de personas (principios DENG) y entre ellos los principios 21, 28 y 29 y los principios sobre la restitución de las viviendas y el patrimonio de los refugiados y las personas desplazadas hacen parte del Bloque de Constitucionalidad en sentido lato, en cuanto son desarrollos adoptados por la doctrina internacional ( C.P art. 93.2)”, lo que significa que el calificativo de Fundamental de estos derechos no es retórica si no que por el contrario constituye una verdadera protección del individuo que en situación más vulnerable requiere la acción inmediata del estado como bien lo manda la Sentencia T-025 de 2004 M.P Manuel José Cepeda Espinosa.

En Colombia existen 3 millones 400 mil personas desplazadas lo cual representa  aproximadamente el 10% de la población y 5.5 millones de hectáreas en disputa  de las cuales 1.2 están en manos de los grupos al margen de la ley, y otras en abandono o en pleitos jurídicos, en un país donde el 60% de la población está en la informalidad y las tasas de desempleo promedian el 12%.

Es sumamente importante mirar la restitución de tierras como la oportunidad histórica de hacer una reforma agraria donde se le garantice a un porcentaje de la población ingresos dignos y equitativos.

Si los 3 millones 400 desplazados se incorporan a la población económicamente activa del país empezaremos un verdadero restablecimiento de derechos y una verdadera reincorporación a la civilidad y a la sociedad.

El 27% PIB lo representa la agricultura y la ganadería, este no es un renglón despreciable del desarrollo productivo del país, de hecho somos un país con vocación agrícola si potenciamos este sector económico con bienes  de restitución como dinero, vehículos, embarcaciones, aeronaves, semovientes  aún de manera provisional a los beneficiarios para adelantar proyectos productivos transitorios combinándolos con las tierras y la política agraria empezaríamos a mitigar el impacto socioeconómico causado por el conflicto en nuestro país.

La DNE en el último tiempo ha transferido 5.705 predios de manera transitoria al INCODER, de los cuales 1.622 son parcelas, si a dichos predios se le hiciera un uso racional a la luz de la problemática del país se solucionaría de manera rápida el problema, puesto que se hubiese podido desarrollar un programa masivo de desarrollo productivo rural de manera estructurada.

La ley 1152 de 2007, que adopta como parte integral del Plan Nacional de Desarrollo 2006-2010, define el Enfoque Restitutivo de la Política de Atención a la Población Desplazada; cita la norma “ Enfoque Restitutivo: La política buscará que las personas vuelvan a gozar, por lo menos, de las condiciones y derechos en que se encontraban antes del desplazamiento. En esta medida se buscará la consolidación de los mecanismos de protección y restitución de los bienes abandonados por la Población desplazada y la articulación de las acciones con los programas de reparación que sean diseñadas”.

Las acciones sobre desarrollo económico y empresarial del territorio se deben enfocar, en primer lugar, a la recuperación económica de emergencia en zonas de transición, buscando mitigar los efectos de la imperativa transformación de la economía ilícita a la licita y viabilizar la implementación de proyectos productivos de largo plazo ese debe ser unos de los puntos claves de la restitución de tierras.

En el departamento de Antioquia se han restituido aproximadamente 621 hectáreas en 105 predios, entre 3 y 5 hectáreas por predio, si se tuviese un programa económico basado en la economía campesina estable y con legalidad jurídica podríamos decir que se fundaron 105 empresas nuevas en el territorio, y no solo estuviéramos presentando la restitución como el gran avance de la sociedad, sino que también estuviéramos mostrando un verdadero desarrollo con equidad social.

La necesidad de diseñar una política que contribuya al goce efectivo de los derechos sobre la tierra y el territorio de manera digna y justa, mirándolo como potenciadores del territorio y no solo como moradores de derechos.

Si verdaderamente existe la voluntad política de desarrollar la ley de tierras entenderíamos que empezamos a buscar solución a las grandes brechas sociales de nuestro territorio.

Es importante reconocer los derechos políticos y jurídicos de una población como la indígena, que en los últimos 3 años se ha entregado 605 predios de restitución a estas poblaciones como una muestra soberanía de voluntad por una política de tierras.

Si cuantificamos el valor de las tierras en disputa en el país nos podríamos atrever a decir que es un porcentaje significativo del PIB Nacional, lo cual representa valor en el manejo económico que debería de darle el gobierno nacional a dichos bienes, no mirarlo como un problema, sino mirarlo como una oportunidad de resolver problemas de diferente índole del territorio.

Si las tasas de ingresos del país son tan bajas donde el 35% de la población gana menos de un salario mínimo, donde la saturación del mercado laboral en las ciudades intermedia y capitales es tan alarmante, es hora de mirar el uso productivo de las tierras en disputa como la oportunidad de mitigar la cifras macroeconómicas como el empleo y la productividad.

Tags: ASIControl PolíticoJuan ValdésLey de Tierras



Comentarios (1)

  • Jorge Andrés  Forero-González

    Jorge Andrés Forero-González:

    El Representante Juan Valdez, retoma un debate importante en la Historia Política del país: La Estructura Agraria. Frente al debate que plantea sobre "la verdadera revolución de tierras", Teóricamente el colombiano Antonio Garcia Nossa* en Sociología de la Reforma Agraria va a distinguir 3 TIPOS DE REFORMAS AGRARIAS: 1. La Hegemónica, que se impone desde el control del Estado por la facción política dominante y que busca la Modernización del Campo. CASO Chile en la Dictadura de Pinochet 2.La Convencional que tiene que ver con con procesos de "negociación" entre partes en conflicto, donde la parte con más poder, sobre todo el Estado, Hacendados y Terratenientes, "ofrecen" las tierras con baja vocación agropecuaria o lejos de los Centros de Consumo, como forma de eliminar una posible Insurgencia popular. CASO, la Solución del Conflicto por la Tierra en países como Guatemala y la Colombia de los 70s. 3. La Revolucionaria, que busca eliminar las relaciones de propiedad privada sobre la tierra y socializar los Medios de Producción, Tierra, Capital y Conocimiento.

    Con esta caracterización le pregunto al Representante ¿Qué necesita el país en lo que usted denomina como una verdadera revolución de tierras?

    *Invito al Representante Juan Valdez y todas/os los/as interesados/as a conocer mas del Maestro García en http://seminarioantoniogarcia.blogspot.com/search/label/Sobre%20Antonio%20Garc%C3%ADa%20Nossa

    ago. 25, 2010 SpamAbusoEliminar

div class="container">

Blog del Representante Juan Valdés

Juan  Valdés
por

Juan Valdés

Subsecretario de Educación, Secretario de Cultura Ciudadana, Coordinador de Educación, Gerente Plan Nacional Decenal de Educación

70 Posts    

Últimas Publicaciones

Contenido Destacado