Los congresistas Ángela Robledo y John Sudarsky  recusaron hoy  al Presidente del Consejo de Control Ético del Partido Verde, Oscar Castelblanco por considerar que con sus declaraciones a los medios, sobre la apertura de investigación  disciplinaria en su contra, vulneró la imparcialidad, prejuzgó  y violó el debido proceso.

“Castelblanco no sólo nos notificó  a través de los medios de comunicación, sino que especuló sobre doble militancia y sentenció que podríamos perder la curul en el Congreso o el derecho a la voz y el voto, lo que constituye parcialidad y prejuzgamiento”, dijo Ángela Robledo.

La congresista señaló adicionalmente que dos de los miembros del Consejo de Control Ético del Partido Verde, Oscar Castelblanco y Pedro Mestre, estarían impedidos para investigarla puesto que ellos asistieron al III Congreso  Nacional del Partido Verde, es decir, conocieron previamente los hechos,  lo que de acuerdo al Estatuto Procedimental Penal  (Artículo 56), les inhabilita.

De acuerdo con el oficio de recusación, Oscar Castelblanco, presidente del Consejo de Control Ético del Partido Verde, debió declararse impedido para adelantar la investigación contra los congresistas Robledo y Sudarsky ya que: 1. Estuvo como delegado en el Congreso Verde donde se dieron los hechos producto de la investigación (Compromete su independencia e imparcialidad); 2. Antes de la notificación oficial a los congresistas estuvo dando declaraciones a los medios sobre los motivos de la investigación (Opinó sobre los hechos); 3. En las declaraciones especuló sobre los motivos de la investigación señalando doble militancia y las posibles sanciones a las que se verían expuestos los investigados, sin seguir un debido proceso (Prejuzgó).

De acuerdo con el documento de recusación no es muy claro cómo se tomó la decisión y quién presentó la proposición para tramitar la queja y cuál fue el proceso para la recolección de las firmas de los delegados al Congreso del Partido Verde, quienes pidieron expulsar y retirar las credenciales como congresistas a Robledo y Sudarsky por considerar que violaron los principios y valores del Partido al rechazar públicamente una alianza con Álvaro Uribe en la contienda electoral para la Alcaldía de Bogotá. 

Ángela Robledo anunció que este proceso disciplinario no tiene ningún fundamento  ético,  político o jurídico ya que el acto de indignación y resistencia en contra de la alianza con el expresidente Álvaro Uribe fue absolutamente válido y dentro del marco del disenso y la independencia deliberativa propuesta por Mockus y reconocida por su Partido.

“Si evaluamos poniendo como foco los principios y estatutos del Partido Verde: Respeto a la vida, rechazo a la violencia y complicidad con grupos al margen de la ley, manejo transparente y eficiente de recursos públicos, defensa de la Constitución, coherencia entre fines y métodos… ¿Cómo podía aceptarse una alianza con Álvaro Uribe? Entonces, vale la pena preguntarse ¿Quiénes fueron los que violaron los principios y erraron al aceptar esa alianza? ¿Quiénes van a responder ética y políticamente por la derrota en Bogotá?”, dijo Ángela Robledo.

“Yo creo que es hora de que los políticos seamos coherentes y transparentes frente a la ciudadanía que nos elige. Como líderes tenemos la responsabilidad de responder por nuestros actos. Estuve en contra de la alianza del Partido Verde con Álvaro Uribe y si mil veces me lo proponen, mil veces me negaré”, puntualizó Ángela Robledo 

Angela Robledo y Sudarsky han recibido el apoyo y la solidaridad de miles de seguidores a través de redes sociales, así como el respaldo de reconocidos columnistas. De igual manera, Antanas Mockus, quien propuso al Partido Verde respetar el derecho al disenso (aprobado por la Dirección Nacional el 12 de mayo del 2011), hizo llegar a los congresistas una declaración notarial como legado ético para que haga parte del proceso.  Así mismo se pronunciaron Héctor Fabio Perea, Director Ejecutivo y Vocero del Partido Verde en el Valle del Cauca y  Juan Guillermo Vallejo militante verde, quienes estuvieron en el Congreso verde.

Entre tanto, Pedro Mestre, integrante del Consejo Etico, renunció al Consejo de Control Ético del Partido Verde el pasado 7 de mayo aduciendo “razones personales”.

Información Prensa: Margarita Sarmiento. 3202343806